Transferentes de Julián Rabasco Trillo (Versión Kindle)

El consejo hizo llamar a los Lores, los espías infiltrados en el Planeta Renegado les habían hecho llegar noticias alarmantes, los inestables estaban formando un ejército. Practicaban las transferencias y se adiestraban en las academias, algunos de ellos empezaban a controlar las de nivel 3. Las hacían de materiales poco resistentes, pero de seguir así, pronto podrían transferirse en acero, hormigón o materiales incluso más peligrosos.

El Consejo, órgano de gobierno del Imperio Simas, sabía que ellos serían el verdadero peligro. Su ira, alimentada durante años, por el desprecio mostrado a sus debilidades, había que acabar con ellos antes de que fuese demasiado tarde.
Así se lo transmitieron a los Lores, generales de sus ejércitos y encargados de mantener la paz. Los Lores avisaron a sus tropas, estas formaron filas, transfiriéndose a los materiales de la casa a la que debían obediencia, unos se transfirieron a oro, otros a diamante, otros a… Los habitantes del planeta renegado se prepararon también para la lucha, no querían seguir siendo tratados como despojos, el consejo los había expulsado por no ser capaces de hacer transferencias al nivel exigido por las Academias. Los habían exiliado, separado de sus familias, amigos… Todo en nombre de un sistema de gobierno obsoleto, un sistema que en vez de ayudar a los necesitados, a los débiles, los abandonaba a su suerte en un pequeño planeta casi sin recursos para subsistir.

En plenas guerras Segméntales, uno de los Lores se sublevó, abandono la batalla, seguido por su ejército de hombres transferidos a oro, no podía luchar contra sus iguales, algunos de ellos habían sido sus amigos, habían compartido vidas… pero la misión de los Lores era salvaguardar el Imperio y a sus habitantes, no acabar con ellos.
El Lord cogió a su hijo, todavía un bebe, y desertó con él a otro planeta, un planeta en el que pudiesen pasar desapercibidos. Tras meditar a dónde ir, decidió que la Tierra era su mejor opción, al llegar enterró su pasado, se despojó de todo lo que le recordase su vida anterior y se dedicó a su hijo en cuerpo y alma.

Pero el Imperio no perdona, y antes o después el traidor será encontrado y castigado…

Publicado en Descargar Libros Etiquetado con:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*